Hagoris Ge'bry

 

El eco de mis botas desata un sonido grave y seco al retumbar en la madera de los árboles Garios, la cual forma el instrumento bajo mis pies.
Me detengo en la proa de mi navío.

La noche está tan silenciosa que se podría escuchar la respiración inexistente de los mismos muertos.


Alzo mi áurea mirada, a pesar de la profunda oscuridad celestial, infinitos lunares radiantes parecen agujerear su gran bóveda nocturna. Las preciosas Estrellas que alientan a todo aquel que las observa. El verdadero tesoro de nuestra galaxia.

 

Mi visión desciende y se cruza con las aguas azafranadas por las que irrumpe mi buque, han comenzado su juego. Pronto se volverán violentas, en cuanto penetremos en el ilimitado Océano Galáctico.

 

Pero no son las únicas que juegan. Yo también jugaré, pronto el caos ocasionaré.

Este es mi verdadero hogar, sobre la marea, donde todos me temen, donde soy el rey del terror, donde cualquier bestia o criatura marina que ose enfrentarme es destrozada.
 
Hace más de cien años que mis tropas abandonaron el Gran Mar. Nos venció el Imperio, pero nos libramos de la condena y el juicio. De una muerte segura.

Ahora, entre las sombras más remotas del Imperio, en el lugar más alejado y solitario, más oscuro y atroz, una criatura nos ha convocado. Un ser que no logro identificar, alguien no muy diferente a mí pero desconocido para el resto del universo.


No me importa quién es, lo único que me interesa es que posee un poder que nadie se imagina, ni siquiera el orgulloso emperador Sihet ni todo el increíble ejército del general Erantet.

Se acabó. Basta. No seguiré ocultando mi nombre. No seguirán ocultos ninguno de los míos.
Yo, el Rey de la Tribu más temida del océano. La Tribu más traidora y sanguinaria. Más sangrienta y aterradora.
Una auténtica pesadilla.
La Tribu de los Piratas.


Hagori Ge'bry

 


https://www.facebook.com/794570357220780/photos/a.1328524073825403.1073741839.794570357220780/1360566390621171/?type=3&theater

Imagen adquirida en el buscador de google.
No pertenece a mi propiedad